Bruxismo

Asociación Española del Sueño

Otro de los trastornos que se producen durante el sueño es el bruxismo

Aproximadamente la mitad de la población tiene alguna alteración funcional del sistema masticatorio sin ser conscientes de ello; estas alteraciones pueden dar lugar a molestias muy diversas, aunque lo más frecuente son dolor  referido en oído, cuello, mandíbula o espalda, limitación en el movimiento de la boca, chasquido al abrir o cerrar la boca a nivel de las articulaciones témporomandibulares, con o sin dolor, etc.

Además anque no está clara su relación muchos pacientes de estos también padecen roncopatías y apneas, por lo que el tratamiento por parte de médico estomatólogo u odontólogo puede ser una alternativa al tratamiento de estas patologías

Acabar con el dolor de cabeza gracias a la Odontología

Es más frecuente de lo que creemos que dolores de cabeza o cefaleas, cuello y espalda tengan su origen en la articulación temporomandibular (conocida como ATM y es la que une la mandíbula con el cráneo) que es la que nos permite masticar y hablar por ejemplo. Aproximadamente la mitad de la población presenta alguna alteración funcional del sistema masticatorio que puede originar molestias muy diversas.

Las más frecuentes son el dolor de oído, cuello, mandíbula o espalda; así como la limitación en el movimiento de la boca y los chasquidos al abrir o cerrar la boca (con o sin dolor).

Una de las causas más comunes que ocasionan estos trastornos es el bruxismo, conocido como apretamiento dentario o rechinar de dientes.

 

¿Qué es la disfunción témporomandibular?

Se le denomina disfunción témporomandibular a las diferentes alteraciones que pueden afectar a musculatura masticatoria, articulación témporomandibular y demás estructuras asociadas.

Sigue siendo una alteración poco diagnosticada, por desconocimiento o porque, como explicábamos, se expresa como un dolor referido a otras zonas como oído, cuello, mandíbula, cabeza, columna cervical o cintura escapular.

Causas del trastorno ATM

La articulación temporomandibular puede lesionarse como consecuencia de la sobrecarga en los dientes o músculos de la zona y también por un golpe, una enfermedad o una anomalía en el desarrollo.

Los dientes transmiten la fuerza muscular y con un engranaje adecuado aseguran una buena función. Su ausencia o malposición influyen no solo en una mala función, sino también en una descompensación en la transmisión de fuerzas lo que pude inducir a este tipo de palología.

Los músculos aportan la fuerza necesaria para masticar, hablar, tragar, etc., pero su contracción exagerada por estrés u otras alteraciones los pone rígidos y dolorosos, lo que puede originar dolor de cuello, hombros o cabeza.

Relación entre Bruxismo y ATM

Uno de los motivos principales que causa la aparición de la patología en la ATM, como hemos comentado, suele ser el bruxismo o apretamiento de dientes.

Este proceso se realiza de forma inconsciente durante el día y la noche, aunque es más habitual mientras dormimos y, por lo tanto, más difícil de solucionar.

Este frotamiento dentario no tiene una causa concreta, aunque se ha demostrado que el estrés durante el día puede ser un factor de importancia. La alineación inadecuada de los dientes, la alimentación o los hábitos de sueño pueden ser otras de sus posibles causas.

Síntomas

Los síntomas que padecen estos pacientes son parecidos a otras enfermedades y dolores que se presentan en la zona de la cabeza. Para determinar si padece esta patología responda a estas preguntas:

  • Aprieta o rechina los dientes cuando duerme o cuando está despierto (es el denominado bruxismo)?
  • ¿Le duele la mandíbula cuando se despierta por la mañana?
  • ¿Tiene crujidos en la mandíbula cuando come o abre la boca?
  • ¿Ha sufrido o sufre una reducción de la apertura bucal?
  • ¿Ha recibido un traumatismo cervical o en la mandíbula?
  • ¿Tiene dolores de cabeza habitualmente?
  • ¿Tiene problemas de mala oclusión (los dientes le encajan mal?
  • ¿Tiene los dientes desgastados?

Cuantas más veces haya contestado si más probable es que usted padezca una disfunción craneomandibular, por lo que nuestro consejo es que acuda al dentista en cuanto se noten los primeros síntomas, ya que cuanto más avanzado esté el proceso más complejo resulta el tratamiento

Tratamiento

El tratamiento de este tipo de patologías ( se unen en el denominado síndrome de disfunción de la articulación temporomandibular y dolor orofacial) lo debe coordinar el dentista que esté especializado en este tipo de tratamientos y debe comenzar con un exhaustivo estudio de su estado dental, mandibular, craneal y cervical, además de un estudio general de la salud del paciente.

Este en ocasiones precisa de la colaboración de varios especialistas (dentistas, fisioterapeutas, neurólogos, psicólogos y otorrinos), pero debe estar coordinado por el dentista que esté especializado ene este tipo de tratamientos y consiste desde el uso de férulas de descarga, fisioterapia de la articulación temporomandibular, infiltraciones con factores de crecimiento, control de la tensión mandibular, rehabilitación de la oclusión, uso de fármacos (antiinflamatorios, miorelajantes, …y hasta cirugía. Esta última solo se realizará en el caso de que no responda a ningún tratamiento conservador de los expuestos anteriormente, lo cual no es lo habitual. La más utilizada es la cirugía artroscópica, que también tiene un papel diagnóstico

Los tratamientos conservadores suelen solucionar el problema en la gran mayoría de los casos, pero insisto en que deben ser realizados realizados por profesionales que dominen estas técnicas. Por ejemlo las férulas de descarga son un dispositivo muy útil siempre que se diseñe de forma adecuada y a medida de cada paciente y su disfunción de la articulación. Una férula mal diseñada puede empeorar con enorme facilidad y de forma muy severa la disfunción del paciente.

En muchas ocasiones el dolor remite o se acentúa debido a que son procesos que varían dependiendo de las circunstancias del individuo, principalmente del factor estrés.

La mayor parte de la población pueden presentar chasquidos en sus articulaciones temporomandibulares que pueden permanecer estables o que disminuirán con educación de hábitos y dieta, control de estrés y sobre todo con la ayuda de una férula.

La placa de relajación nocturna también es útil en patologías inflamatorias y degenerativas para reducir las tensiones articulares, así como en los postoperatorios de la cirugía artroscópica.

01bruxismo 02bruxismo

Recomendaciones

  • Evitar malos hábitos posturales, tanto en la posición de pie como sentado o acostado.
  • Evitar los malos hábitos orales: morderse las uñas, masticar chicle, masticar por un solo lado, apretar o rechinar los dientes, mala posición de la lengua en reposo o al tragar, o respirar por la boca.
  • Cuidado e higiene adecuada de los dientes.
  • Evitar la movilidad excesiva al abrir y al adelantar la mandíbula.
  • Visitar periódicamente al odontoestomatólogo.

Si desea más información puede ponerse en contacto con la asociación de clínicas BQDC

Contactar con las clínicas BQDC