Agenda y Noticias

Asociación Española del Sueño

Roncopatía y apnea del sueño

Roncopatía y apnea del sueño

Fernando Loscos Morató
Dr. en Medicina y Cirugía, Especialista en Estomatología.

Los dispositivos intraorales, otra alternativa válida de tratamiento.

Las férulas de avance mandibular o también denominados dispositivos de avance mandibular (DAM) son una solución novedosa y poco conocida que está especialmente indicada para pacientes que sufren apnea del sueño leve y moderada o ronquido. Lo que hacen durante el sueño es adelantar la mandíbula para liberar las vias aéreas y disminuir o eliminar el ronquido y mejorar la consiguiente apnea.

La Apnea del sueño es una patología que, pese a que afecta a más de un 4% de la población española es poco conocida en nuestro país. Es frecuente encontrar a personas que la padecen sin saberlo o a otras que aunque han sido diagnosticadas, no están recibiendo tratamiento, muchas veces por voluntad propia.

La enfermedad El síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) consiste en el colapso momentáneo y repetido de la vía superior, impidiendo el paso del aire a los pulmones durante el sueño. Se produce debido
tanto a factores anatómicos (anomalías morfológicas que reducen el radio de las vías aéreas superiores) como musculares (la mayor relajación de los músculos en estado de reposo).

Durante el sueño los músculos encargados de mantener permeable la vía respiratoria sufren una relajación, el paso del aire a nivel de la faringe se ve dificultado, y como consecuencia los tejidos blandos vibran produciendo el ronquido. En muchas ocasiones una falta de flujo de aire produce una caída de los niveles de oxígeno en la sangre, el cerebro se ve alertado por este descenso produciéndose numerosas interrupciones del sueño durante toda la noche.

Esta deficiencia de oxígeno genera una serie de síntomas como son la hipersomnolencia, el cansancio generalizado, la depresión etc. A nivel general incluso, aumenta el riesgo de padecer determinadas enfermedades como: hipertensión, infarto, diabetes….

La hipersomnolencia, la perdida de memoria y las alteraciones en el estado de ánimo afectan a la vida personal, laboral y social del enfermo, sin olvidar el riesgo de padecer un accidente laboral o de tráfico.

Por lo tanto entre los síntomas derivados de la enfermedad podríamos destacar:

  • El ronquido
  • Somnolencia diaria
  • Cansancio crónico
  • Hipertensión
  • Jaquecas
  • Depresión
  • Disminución del apetito sexual
  • Disfunción eréctil

Es una enfermedad cuya prevalencia aumenta con la edad y con el índice de masa muscular, se da más en hombres que en mujeres y se ve agravada en pacientes fumadores o que consuman
alcohol. En España su prevalencia se establece en torno al 4%, en países de centroeuropa como Alemania asciende a un 7-8% pero es en los países orientales como China y Japón donde se podría considerar una epidemia, con índices cercanos al 20%.

Tratamientos y soluciones

Se puede dividir según su gravedad en apnea leve, moderada y severa, basándonos en el número de apneas que sufra el paciente durante la noche.En los casos de apnea severa la mejor solución es la colocación de una mascarilla conectada a una máquina de presión positiva (CPAP) o una intervención quirúrgica. Una tercera vía sería la combinacion de estas dos soluciones.
Estas soluciones sufren un gran rechazo por parte del paciente, por lo que hay muchos pacientes diagnosticados pero sin tratamiento, lo que constituye un serio problema de salud público, ya que muchos de éllos tienden a quedarse dormidos al volante, por ejemplo, con el consiguiente riesgo para sí mismos y para los demás.

Los dispositivos de avance mandibular
Los pacientes con apneas leves y moderadas tienen una solución más que añadir a las anteriores: los dispositivos intraorales de avance mandibular. Son férulas de distintas formas y tamaños que el paciente se coloca en la boca antes de acostarse. El mecanismo de funcionamiento de estos aparatos es bastante simple: consiste en avanzar la mandíbula unos milímetros de manera controlada y confortable, mediante el incremento del tono muscular a nivel de la vía aérea, de esta forma sencilla se facilitará el paso de aire, aumentando el radio de la vía aérea superior e impidiendo el colapso respiratorio, eliminando el ronquido y mejorando los episodios de apnea que se traducen en una notable mejoría en la calidad de vida de los pacientes, y todo ello lógicamente mientras se duerme.

Los dispositivos de avance mandibular

Hay muchos dispositivos diferentes, según sean formato estándar o personalizado y adaptado a cada paciente. Pueden ser monobloque –cuando constan de un solo bloque rígido- o dividirse en una férula superior y otra inferior. También cabe diferenciar entre los regulables –aquellos cuyo avance puede ser regulado por el especialista o de avance fijo. Los más avanzados incluyen la posibilidad de hablar, beber y realizar todo tipo de movimientos con ellos puestos. Según Susanne Schwarting , doctora alemana especialista en enfermedades del sueño y una de las pioneras en el tratamiento de la apnea con estos dispositivos, no es recomendable el uso de dispositivos estándar, ya que no se adaptan bien a la mordida de la mayoría de los pacientes, por lo que es bastante probable que se salga de la cavidad bucal durante la noche y no se consigan los resultados requeridos.

Esta doctora, así como el Dr. Roy Dookun, presidente de la British Society of Dental Sleep Medicine, recomiendan el uso de dispositivos personalizados, de dos bloques, con avance regulable y con la mayor posibilidad de movimientos para el paciente, ya que cuanta más comodidad se le otorgue, menor será el índice de rechazo. Ejemplos de este tipo de dispositivos pueden ser The Silencer, Silensor, Orthoapnea o TAP.

Resumiendo se puede decir que los pacientes que sufran apnea leve o moderada ( o aquellos con apnea severa que hayan rechazado la cirugía y el CPAP pese a ser más aconsejables en su caso) tienen una solución a su problema, por medio de estos dispositivos de avance mandibular que cada día más especialistas recomiendan y recetan.

Los dispositivos de avance mandibular

Leave a Reply

dos × cinco =