JORNADA “PULMONES SANOS PARA LA VIDA. HEALTHY LUNGS FOR LIFE”

“Pulmones sanos para la vida – Healthy Lungs for Life”

Querid@s amig@s,

Os invitamos a participar en una de las actividades que se llevarán a cabo durante el  próximo congreso internacional de la Sociedad Europea de Medicina Respiratoria (ERS), del 28 de septiembre al 2 de octubre en Madrid,  consistente en un evento público de educación sobre la salud respiratoria  que se celebrará en el Salón de Actos Ernest Lluch del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social  (Paseo del Prado, 18. Madrid) el día 30 de septiembre. 

En documento adjunto encontraréis carta de invitación al acto y el programa.

Te agradeceríamos si pudieras darle el máximo de difusión entre tus asociados, así como incluir dicha información en vuestra página web.

La fecha límite de inscripción finaliza el 23 de septiembre.

Nos vemos en Madrid el próximo día 30 de septiembre,

Saludos y muchas gracias,

Eusebi Chiner y Carme Hernández

Directores de SEPAR Pacientes

 

PDF: Jornada

PDF: Sesión: “Conozca a los expertos” + FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

 

 

El tiempo que duermes de siesta puede avisarte de una enfermedad

El tiempo que duermes de siesta puede avisarte de una enfermedad

El tiempo de sueño durante el día puede avisarnos de alguna patología

El sueño cambia, y bastante, y no domirmos igual a lo largo de nuestra vida. De las cerca de 18 horas que duerme un bebé, a las a seis o siete de un anciano,  hay una gran distancia. Un cambio que no solo es cuantitativo, también «varía en cuanto a calidad», según explica a Infosalus la vicesecretaria de la Sociedad Española del Sueño (SES), la doctora Patricia Lloberes Canadell.

«Duermen mucho los bebés y, progresivamente, los niños en edad escolar. En la adolescencia va disminuyendo progresivamente el número de horas que se debe dormir hasta la edad adulta. A partir de los 65 años también caen el número de horas que se duerme o que se necesita dormir», explica.

Además, se da la circunstancia de que, cuanto más avanza la vida, más tiempo de sueño se pierde. «Hay más tiempo despierto durante el tiempo de sueño», confirma la experta.

«El sueño es necesario, se supone que favorece el buen funcionamiento de los sistemas biológicos. Estamos determinados genéticamente y el sueño, sobre todo el lento, sirve para que se produzcan determinadas hormonas, como la del crecimiento y se regule la función de los diferentes órganos».

 

La calidad del sueño al inicio de la vida también es mayor. «Al principio de la vida y en las fases más tempranas hasta la vida adulta se produce la pérdida de sueño profundo».  Esto significa que «hay más despertares transitorios, el sueño se fragmenta. Los mayores, con menos sueño profundo, ya no generan hormona del crecimiento, y esto en los niños es muy necesario».

Más allá de las fases del sueño, en efecto un anciano duerme peor. La doctora Lloberes destaca varias razones. «Puede pasar que duerma mal porque tiene dolores o porque tiene problemas», expone en primer lugar. Otras razones que inciden en la mala calidad del sueño de las personas mayores son la no exposición suficiente a la luz del día o que la persona en cuestión carezca de actividad física.

¿SIESTA?

Además puede ser que un anciano no duerma bien por la noche porque duerme durante el día. «Si duermes de día duermes menos de noche», apunta la doctora Lloberes. Pero una rutina de sueño correcta no debería hacer la siesta necesaria.

«En realidad el tiempo de sueño tendrían que ser de cinco a siete horas y si se duerme bien de noche no se va a dormir de día o se va a hacer una pequeña siesta. Si alguien duerme mucho de día quiere decir que algo pasa con su sueño», según la vicesecretaria de la SES, que hace hincapié en no hacer siestas de más de 30 minutos.

«Media hora de sueño después de comer puede estar muy bien para reponerse, pero el dormir más puede ser incluso un síntoma de que algo va mal, de una somnolencia anormal. Si el cuerpo nos pide dormir siete u ocho horas y ya se duerme durante el día se va a dormir peor y menos durante la noche», expone la experta. No ocurre los mismo con las siestas con los niños, en cuyo caso se tornan ineludibles. «En ellos las siestas son obligatorias y su propia biología lo pide«, añade la doctora Lloberes.

La experta alerta también sobre las alteraciones del sueño «que dependen de malos hábitos que son frecuentes en los jóvenes que se mantienen más despiertos porque estudian por la noche o porque están muy pegados a móviles y tabletas«.    «A toda edad hay que tener una rutina de sueño», resume la vicesecretaria de la SES, que recomienda dormir «las horas necesarias y exponerse a la luz durante el día y a poca luz por la noche».

Reprograma del 3º Congreso SEPAR de Pacientes Respiratorios – 9 de noviembre Hotel Sercotel Sorolla Palace, Valencia

PREPROGRAMA DEL 3 CONGRESO SEPAR PACIENTES EN VALENCIA- 9 DE NOVIEMBRE DE 2019

Os vamos animando a sumaros a esta i interesante iniciativa de la SEPAR, ya preparando la tercera convocatoria. El SAOS, como enfermedad respiratoria/del sueño estará presente en contenidos y talleres. Asenarco, como.en ediciones anteriores, tendrá su propio stand, y será de gran interés la visita a los stands de la industria, que nos permitirán conocer, de primera mano, sus innovaciones y mejoras en las terapias para el SAOS.

En un tiempo colgaremos en nuestra web el programa definitivo que nos envíe SEPAR PACIENTES, así como la hoja de inscripción para el Congreso

Descargar PDF

Estos son los cinco tipos de insomnio más comunes

Estos son los cinco tipos de insomnio más comunes

Por lo general, el insomnio es el resultado de una combinación de factores médicos, psicológicos y personales que varían de una persona a otra. Sin embargo, hasta hace poco se habían identificado dos niveles de insomnio, pero ahora un equipo de investigadores holandeses detectaron cinco tipos de insomnio. Este artículo fue publicado en The Lancet Psychiatry,

La investigación recopiló datos de más de 2 mil personas que mostraron síntomas de insomnio. A los participantes se les pidió que contestaran un par de cuestionarios sobre los rasgos de personalidad vinculados a la estructura y función del cerebro.

Estos son los cinco tipos de insomnio más comunes:

  1. Muy angustiado

Las personas pertenecientes al tipo 1 calificaron alto en rasgos de angustia generalizada, neuroticismo y sensación de ánimo bajo, con síntomas de depresión.

  1. Moderadamente angustiado pero sensible a la recompensa
  2. Moderadamente angustiado e insensible a la recompensa

En los tipos 2 y 3, como su nombre lo indica, los niveles de angustia o tensión no son elevados, y se distinguen entre ellos según su capacidad de experimentar placer y de responder a las recompensas vinculadas a la posibilidad de dormir mejor.

  1. Levemente angustiado con alta reactividad

Estas personas tendían a experimentar insomnio de larga duración después de eventos estresantes de su vida cotidiana.

  1. Ligeramente angustiado con baja reactividad

Este tipo también es de larga duración y está posiblemente vinculado a traumas infantiles.

Entre el 10% y el 15% de la población sufre insomnio crónico en el mundo.

“Si bien siempre hemos considerado que el insomnio es un trastorno, en realidad representa cinco trastornos diferentes. Y los mecanismos cerebrales subyacentes pueden ser muy distintos. Podríamos compararlo con la progresión que logramos en el caso de la demencia una vez que nos dimos cuenta de que hay diferentes tipos, como el Alzheimer, la demencia vascular y la demencia frontotemporal”, explicaron la doctora Tessa Blanken y sus colegas del Instituto de Neurociencia.